Dulces opciones para personas con diabetes

Cuando uno visita una clínica del pie diabético y llegas a ver todas las complicaciones que trae consigo esta enfermedad cuando no se tienen los cuidados adecuados ni cuando se hacen los ajustes a los hábitos de las personas, realmente te hace sentir impotente.

Actualmente la diabetes junto con la obesidad se describen como un par de las enfermedades silenciosas que están tomando muchas vidas en su camino y que están creciendo considerablemente.

Este par de enfermedades van ligadas a su vez con dos hábitos que está desajustando a la humanidad: el tipo de alimentación y la falta de inactividad.

El gusto por la comida chatarra y el incremento del consumo de azúcar aunado a las largas horas de inactividad (por estar mucho tiempo sentado o parado) son combinaciones letales para el cuerpo.

Esto nos lleva ahora al otro extremo de dejar de comer comida que sea agradable al paladar y a la vista y por supuesto, uno de los ricos placeres que existen son los postres o comida dulce.

Lamentablemente el postre es uno de los tipos de alimentos más difíciles de encontrar un balance para las personas con diabetes.

Resultado de imagen para obesidad

Los médicos generalmente alentarán a las personas con diabetes a evitar los azúcares y los carbohidratos.

Sin embargo, al hacer algunos cambios nutricionales simples, es posible que las personas con diabetes disfruten los postres.

Entendamos algo, los postres pueden estar llenos de azúcar y otros carbohidratos simples, y a menudo ofrecen un valor nutricional mínimo o nulo.

Realizando algunos ajustes y cambios es posible tener acceso a dulces y postres para personas con diabetes.

Una persona con diabetes aún puede disfrutar algo dulce, pero es posible que deba planificarse para ayudar a evitar picos innecesarios en el azúcar en la sangre.

Incluso una persona sin diabetes podría beneficiarse al seguir algunas de las sugerencias a continuación.

a) Comer porciones más pequeñas

Los postres son los mejores con moderación. Las personas con diabetes no necesariamente necesitan saltarse el postre por completo, pero pueden optar por una porción más pequeña.

Al comer fuera, pedir una porción más pequeña de pastel o compartir el postre con un amigo puede ayudar a limitar el tamaño de las porciones.

Al comer en casa, cortar los productos horneados en trozos más pequeños puede ayudar a evitar comer en exceso.

Resultado de imagen para personas con diabetes

b) Intercambiar carbohidratos

Una manera fácil de dejar espacio para una pequeña porción de postre es saltearse un vegetal con almidón, un rollo u otros carbohidratos a la hora de las comidas.

Al no comer una porción de carbohidratos durante la comida principal, las personas pueden ayudar a evitar aumentar sus niveles de azúcar en la sangre al comer un postre poco después.

Sin embargo, las personas solo deberían usar este truco ocasionalmente.

Esto se debe a que es probable que la mayoría de los almidones en una comida como las papas, sean más nutritivos que el postre.

c) Un postre casero

Al hacer postres en casa, una persona puede controlar exactamente los ingredientes a usar para preparar el postre.

Puedes intercambiar ingredientes como azúcar regular por stevia, miel de agave, miel de abeja; usar harina integral o puré de manzana en lugar de mantequilla para que el postre se ajuste a tu plan de dieta.

Además, los dulces y postres envasados a menudo contienen una variedad de aditivos poco saludables. Todo esto es muy importante con el afán de cuidar la salud de las heridas de la gente diabética.

Back to top